Síguenos en FACEBOOK

martes, mayo 17, 2011

Un día en el museo


Hoy es el Día del Museo y pese a ello nada se ha hecho por preservar los pocos “museos” que tenemos en Cajamarca.

Cajamarca es una ciudad que tiene antecedentes históricos grandiosos, el potencial turístico de Cajamarca se ha incrementado en los últimos años pese a las malas políticas que han devenido de gobiernos centralistas como el actual que obliga a la Dirección Regional de Cultura (antes INC) a que deposite diariamente la recaudación de los principales complejos turísticos en vez de que estos se reinviertan en el mantenimiento y gastos de éstos.

Cajamarca tiene algunos museos que no son tomados en cuenta o que simplemente no se los conoce por la falta de una política indiferente de las autoridades locales. Pero decir museos es un decir, tenemos lugares con anaqueles vetustos, llenos de polvo y en donde están depositados retazos de la historia.

En Cajamarca tenemos el Museo Médico ubicado en el exhospital de varones ubicado en el Complejo Monumental de Belén, el Museo Arqueológico de la Universidad Nacional de Cajamarca ubicado entre las intersecciones de los jirones El Batán y José Sabogal, la casa Museo Mario Urteaga, el del convento de los Franciscanos, algunos más como el de Herramientas Andinas y de Naturaleza en la Universidad Nacional de Cajamarca; museos que no son promocionados y que se desconoce en absoluto su existencia, por lo tanto no son visitados.

Los museos en la actualidad son espacios superiores en donde además de realizar una labor de exhibición se desarrollan en paralelo estudios y trabajos de preservación, lugares en donde la historia se traslada y nos traslada hasta hacernos parte de ella.

La noticia de que el prestigioso y reconocido arqueólogo Walter Alva, descubridor de las tumbas de Sipán y forjador del museo que lleva el mismo nombre en el departamento de Lambayeque, brindará el asesoramiento científico para la construcción del Museo “Cajamarca y su Cultura” ha sido una noticia alentadora y que nos plantea nuevos retos.

El proyecto es ambicioso y pondrá a Cajamarca a la altura de otras ciudades de América y del mundo. Quizás sea un proyecto a largo plazo y no todos los comprometidos con él lo lleguemos a ver concluido, sin embargo, el pensar que es un proyecto que un día existirá en Cajamarca y que revalorará nuestra historia es una motivación interior para cualquier cajamarquino.

Es importante mencionar y destacar en este día a los hombres y mujeres que entregan su vida a favor de estos espacios que permiten rescatar fragmentos de la historia y revivir espacios de tiempos pasados. César Mejía en Bambamarca, el Sr. Sánchez en Celendín, el Sr. Miguel Rodríguez en Cajabamba, Alicia Narro en Cajamarca y otras tantas personas que aunque no se mencionen por omisión involuntaria bregan día a día contra indiferencias letales, burocracias absurdas y apatías institucionales que no piensan en la importancia de estos espacios.

Nos hace mucha falta a todos los cajamarquinos acercarnos más a estos lugares y pasar un día en ellos para revalorar e identificarnos con nuestra historia, nuestras raíces, esas que fueron hechas sobre los cuerpos de nuestros antepasados, de nuestra historia más añeja y que tan a menudo olvidamos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú