Síguenos en FACEBOOK

jueves, setiembre 14, 2006

MANUEL SCORZA: Autor de los versos de amor más significativos de la poesía peruana.



Manuel Scorza fue un narrador de primera línea Como editor, da comienzo a la empresa Populibros, que promocionará la venta de libros de pequeño formato, que se venden masivamente en todo el país. En 1970, Scorza se traslada a París donde escribe sus novelas. Sus obras han sido traducidas a 36 lenguas extranjeras convirtiéndole en uno de los autores más traducidos.
Premio Nacional de Poesía 1956. En 1954 ganó los tres premios de los Juegos Florales convocados por la Universidad Nacional de México, con motivo de su IV Centenario. Cuando se encontraba exiliado. Fue autor de varios libros de poesía y narrativa Ha publicado: Canto a los mineros de Bolivia (México, 1953), Las imprecaciones (1955), Los adioses (1959, 1960), Desengaños del mago (1961), Réquiem para un gentilhombre (1962), Poesía amorosa (Antología) (1963), El vals de los reptiles (1970), Poesía incompleta (1970), Redoble por Rancas (1970), Garambombo, el Invisible (1972), El jinete insomne (1976), Cantar de Agapito Robles (1976), La tumba del relámpago (1978), La danza inmóvil (Barcelona, 1983).
Íbamos a vivir toda la vida juntos/Íbamos a morir toda la muerte juntos/Adiós. /No sé si sabes lo que quiere decir adiós/Pero ¿Qué pasó con la poesía de Scorza? Su poesía fue el arduo y minucioso trabajo de la elaboración pulcra y la genialidad de las figuras literarias, el verso libre nunca se lució con tan aguda maestría en poemas amorosos y sociales, hizo una fusión del amor y la sociedad que lindaron con la perfección. Su poesía lamentablemente fue opacada por la relevancia de su prosa, quedó sumida en un plano secundario al que poco se ha accedido. Su poesía simplemente no fue muy difundida pese a los méritos indiscutibles de su verso.
En uno de los poemas más telúricos de su libro “Los Adioses”, en esa joya del arte llamada Serenata Scorza se luce en su palabra: Íbamos a vivir toda la vida juntos/Íbamos a morir toda la muerte juntos/Adiós. /No sé si sabes lo que quiere decir adiós/Adiós quiere decir ya no mirarse nunca,/vivir entre otras gentes/reírse de otras cosas,/morirse de otras penas./Adiós es separarse, /¿Entiendes?, separarse,/olvidando, como traje inútil, la juventud./ ¡Íbamos a hacer tantas cosas juntos!/Ahora tenemos otras citas/Estrellas diferentes nos/ alumbran en noches diferentes/La lluvia que te moja me deja seco a mí/Está bien: adiós/Contra el viento el poeta nada puede/A la hora en que parten los adioses,/el poeta sólo puede pedirle a /las golondrinas/que vuelen sin cesar sobre tu sueño.
Manuel Scorza dejó de existir a los 55 años de edad, cuando su obra estaba en plena vigencia y acababa de publicar, apenas en febrero de ese año, su última novela: "La Danza Inmóvil", que significaba una ruptura radical con el ciclo de La Guerra Silenciosa. El impacto social que tuvo su obra en prosa fue fundamental para eventos de marcada repercusión en el Perú. Fue el inspirador de la Reforma Agraria, por su novela “Redoble por Rancas” se le concedió la libertad a Héctor Chacón, el nictálope, quien se hallaba preso en la prisión del Cepa. Tuvo una época gloriosa cuando vivió en México, económicamente gracias a su trabajo le fue exitosamente para luego perderlo todo. Publicó y edito millones de libros de varios autores latinoamericanos. Murió en un accidente aéreo, sus restos no fueron encontrados.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú