Síguenos en FACEBOOK

jueves, noviembre 24, 2011

El último vuelo del “Pichón de Cóndor”


El Dr. Gilberto Cabanillas falleció en la ciudad de Lima.



El miércoles 23 de noviembre, a las 7 pm, producto de un infarto murió Gilberto Cabanillas Barrantes, conocido en el mundo político y por la sociedad cajamarquina como El "Pichón" Cabanillas, mote que le concediera el ilustre Víctor Raúl Haya de la Torre valorando sus condiciones intelectuales y sus dotes políticas que lo hicieron destacar siempre – La nominación de pichón de cóndor se la había puesto a su vez César Vallejo a Víctor Raúl cuando obtiene su primera victoria electoral en los claustros universitarios con el famoso brindis “Yo poeta, brindo mi copa por éste Pichón de Cóndor....Yo profeta anuncio que volará muy alto, y será grande, grande, grande....”-
Gilberto Cabanillas fue diputado por Cajamarca, fundador de  la UPAGU (Cajamarca), UPAO (Trujillo), combativo y luchador Secretario General del SUTEP-Cajamarca de los grandes momentos de lucha. Pero fundamentalmente, un gran aprista, un hombre de honor, de dignidad, un hombre honesto a carta cabal. Fue candidato a la presidencia regional en los últimos comicios. El Dr. Cabanillas, fue un dilecto profesor universitario y forjador de numerosas promociones de hombres de Derecho en todo el país. En los últimos tiempos se venía desempeñando como Decano de la Facultad de Derecho- UPAO, desde donde emprendió una vigorosa reforma del aparato académico, que ya empezaba a dar sus frutos. Supo darle sapiencia y autoridad a su cargo, por lo que será recordado, entre otras cosas, por su inveterada costumbre de llamar a las cosas por su nombre, por su cordialidad y sus dones de caballero. Hoy deja una estela de recuerdo entre miles de hombres y mujeres que lo conocieron y aprendieron de su sapiencia y de sus valores.
Sus restos están siendo velados en la Iglesia Santísimo Nombre de Jesús, del Distrito de San Borja,  el sepelio se llevará a cabo  el día viernes 25 a las 10 am,  en el cementerio Jardines de la Paz – Lima.

Hablan los cajamarquinos

JORGE PEREYRA – PERIODISTA

Al margen de las discrepancias políticas, que son naturales, siempre fue un amigo, porque siempre reconocí su calidad intelectual y su cajamarquinidad, desde trincheras opuestas buscamos constantemente el desarrollo de nuestra tierra.
Los cajamarquinos tenemos que aprender a ser tolerantes y valorar la intelectualidad de los cajamarquinos. Descansa en paz querido amigo.

MARCO LA TORRE –EXALCALDE DE CAJAMARCA

Yo no he conocido mucho al Dr. Cabanillas, más que cuando ha sido candidato al gobierno regional. Ha sido un gran intelectual cajamarquino, consecuente con sus ideas políticas dentro del partido aprista, uno de los apristas más reconocidos en Cajamarca. Cuando se presentó al Gobierno Regional levantó bastante expectativa primeramente en su partido y en segundo lugar en los cajamarquinos.  Quiero expresar mis condolencias a su familia y a todos quienes lo han rodeado en sus años de vida.

IVÁN LEÓN – DECANO DEL COLEGIO DE PERIODISTAS

El “Pichón” es un personaje ilustre, ha sido un hombre inteligente que ha despertado controversias por sus ideas pero su don de gentes, su inteligencia y su opinión muy certera le ha permitido que tenga amistades en el campo intelectual fundamentalmente, aunque en el aspecto político no ha sido un hombre exitoso como hubiéramos querido, creo que su camino ha sido mucho más productivo en el campo intelectual, como abogado, experto litigante, fue incluso abogado de Alan García; como docente universitario ha sido un docente destacado en la universidad de Trujillo, en la Universidad de San Marcos en la Escuela de Post Grado, lamentablemente por situaciones de carácter político no fue docente en la universidad nacional de Cajamarca. Fue docente en el pedagógico, luchador sindical, miembro del Sutep y eso le valió una sanción… de ser profesor en la Escuela de la Normal lo  enviaron a un distrito de Chalán en Celendín como una especie de castigo y él fue y desempeñó su labor docente en ese distrito tan alejado… luego de unos años, ya cumplido el castigo, retornó y dijo que se encontraba nutrido de las experiencias de un pueblo pobre en el que aprendió mucho, sin rencor alguno.
Cajamarca debe sentir mucho  la desaparición de un intelectual de su valía al margen de las posiciones políticas que le generaron enemistades en algún caso, debemos reconocer su mérito por su inteligencia y su fuerza de voluntad.
Cajamarca ha perdido una persona muy significativa e importante. Por eso nosotros estamos llorando, metafóricamente hablando, la partida de una buena persona. Una persona honesta, lamentablemente la gente buena como nuestro querido “pichón”  ha iniciado este viaje hacia las estrellas como dice parte del himno que le cantaron a Víctor Raúl. Nos ha dejado con un hondo pesar y tristeza.

WILSON YUMBATO - SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN DEL PARTIDO APRISTA EN CAJAMARCA

Gilberto Cabanillas para Cajamarca, para los apristas y de una forma muy especial para mi persona representa un ícono de honestidad, de transparencia, un hombre íntegro con una moral que realmente no encuentro otro como un referente.  Cajamarca ha perdió uno de sus mejores baluartes de los últimos tiempos. Un pensamiento y una personalidad ideológica de apertura e inclusiva. Exitoso empresario, profesional, desgraciadamente en la política le fue muy mal en los últimos tiempos, pero fue un hombre que demostró entereza y fortaleza de una forma permanente en su vida cotidiana… es una gran pérdida para Cajamarca y el Perú.

HUGO REYNA GOICOCHEA – PAST DECANO DEL COLEGIO DE PERIODISTAS

La trayectoria del doctor Gilberto Cabanillas es muy trascendente, un personaje cajamarquino de los pocos que ya nos quedan en Cajamarca con renombre nacional e internacional, académico en toda la amplitud de la palabra, un político decente comprometido con querer cambiar la realidad y dar solución a los problemas de Cajamarca con una intervención en el sistema de educación superior. A él le debemos la conformación de la Universidad Antonio Guillermo Urrelo en Cajamarca en el año 1998 así como de la universidad Antenor Orrego en Trujillo. Como persona fue un ser muy sensible y solidario, aparentemente con un carácter muy fuerte, pero de decisiones y acciones contundentes cuando quería plasmar algunas cosas de beneficio para Cajamarca. Un vecino extraordinario del barrio San Pedro donde yo tuve la suerte de conocerlo desde niño, con mucho respeto en su calidad de profesor de la escuela Normal de Cajamarca y también dirigente de la Universidad Nacional de Cajamarca en los años´60 cuando se conforma la Federación Universitaria de Estudiantes. Que en paz descanse.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú