Síguenos en FACEBOOK

domingo, julio 10, 2011

¿Dónde están los ladrones?



Mientras el Coronel en retiro Alfonso Chávarry, Gerente de Seguridad Ciudadana, el alcalde Ramiro Bardales, el cuerpo del Serenazgo de Cajamarca y otras autoridades eran desairadas por la Policía Nacional del Perú cuando recientemente celebraban su décimo noveno aniversario, la PNP mantenía fresca aún “la herida” de que el Serenazgo es más eficiente que los efectivos de la policía.

Lamentablemente parece que a Chávarry Estrada no se le puede perdonar que haya sido un coronel exitoso, disciplinado y recto en cada una de sus decisiones. La historia de su paso al retiro esta tejida en una maraña de deslealtades y presiones porque tuvo la osadía de enfrentarse al hampa de las calles y a esa otra que viste saco y corbata y que se pasea hasta por los pasillos del Congreso de la República.

El éxito del Serenazgo tiene una raíz y es la presencia de uno de los coroneles que más prestigio le dio a Cajamarca en las últimas décadas, (cuando a Cajamarca no había llegado la fi ebre de los generales) hasta hoy se ven los archivos en los noticieros nacionales donde es el protagonista de capturas trascendentales; eso para muchos es incómodo, eso de tener más galones y ser menos efectivo… Chávarry Estrada es una piedra en el zapato para muchos.

Es lamentable que la imagen de la Policía haya decaído al grado de que ellos sean los protagonistas de las carátulas de los diarios pero no por efi ciencia y servicio, sino por ser los autores de robos y toda clase de delitos, hace unos días publicamos en este diario la ignominiosa noticia de que un efectivo policial había sustraído sistemáticamente dinero de la cuenta de un cliente del Banco de la Nación de Cajabamba, los abusos cometidos por el comisario de San Pablo son hechos recurrentes y denunciados en los estamentos competentes, el robo de combustible, el maltrato a un adolescente en uno de los calabozos, etc.

Las denuncias sobre malos efectivos de la Policía Nacional del Perú han sido cotidianas en los últimos meses, ni Inspectoría de la PNP ni el General Jorge Iparraguirre han sido drásticos con las denuncias sucesivas, solo se limitaron a decir que eran casos judicializados y que escapaban a sus competencias, lo que denota el claro desdén por poner orden, instaurar la disciplina y restablecer el clima de seguridad que Cajamarca necesita.

El Serenazgo en cambio, lo ha hecho pese a contar con muchas limitaciones de infraestructura (sin contar hechos mezquinos como el liberar a detenidos que habían sido intervenidos por el Serenazgo, quizás por sentirse opacados por la actuación de los hombres de azul)

Parte de la naturaleza más vil de la que está compuesto el ser humano está apelmazada en la envidia, el egoísmo y el orgullo. Intentar tapar el sol con un dedo y no reconocer al César lo que es del César. Tenemos una población que sobrepasa los 200 mil habitantes ¿Cuántos efectivos del Serenazgo existen y cuantos de la PNP? La inmediatez con la que los “Serenos” actúan es innegable y la confianza que la población tiene en ellos los avala.

Tampoco podemos generalizar y sentenciar abiertamente a todos los efectivos policiales, existen algunos que son honestos y muy dedicados y que hasta han demostrado su sacrificio en aras de la tranquilidad y de una ciudad justa y pacífica, lamentablemente son un grupo muy reducido y generalmente presionados por los engranajes del poder corrupto que anida en esa institución.

Con los últimos hechos sucedidos en Cajamarca en donde lamentablemente, una vez más, las imágenes de los canales nacionales darán cuenta de cómo se roba combustible por parte de la Policía en Cajamarca nos hace recordar a esa vieja canción de Shakira llamada ¿Dónde están los ladrones? : ¿Dónde están los ladrones? /¿Dónde está el asesino?/ quizá allá revolcándose / en el patio del vecino / y qué pasa si son ellos /y qué pasa si soy yo / el que toca esta guitarra / o la que canta esta canción … ¿Dónde estarán los ladrones?


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú