Síguenos en FACEBOOK

martes, febrero 15, 2011

Malos profesores, peores ministros



Todas las noticia manipuladas por el Ministerio de Educación, desde aquella nota de prensa colgada en su portal que cita textualmente:

“Existen suficientes indicios para sospechar que las preguntas del cuestionario de la prueba que se aplicaría el domingo a 173 mil 223 mil docentes de todo el Perú, fueron sustraídas y vendidas por una banda organizada”, dijo el ministro en una conferencia de prensa ofrecida en su despacho…

Hacen referencia a un acto despiadado y delincuencial que se habría cometido contra ese portfolio y que además se habría atentado contra la educación de millones de peruanos, nada más cierto, sin embargo es preciso decir que la banda de la que el ministro José Antonio Chang habla se encuentra en el Ministerio de Educación, organismo que él lidera.

Si algo de dignidad le quedaría al ministro de Educación y su entorno debió pensar en la inmediata renuncia ya que el hecho del tráfico de la prueba para la Carrera Pública Magisterial (CPM) no es reciente y tiene antecedentes añejos.

El ministro ha demostrado que no tiene la capacidad para dirigir el cargo encomendado, los exámenes anteriores se comercializaron con cuadernillo de respuestas incluido, la pantomima vil que ejerce ahora culpando a tres profesores por  la corrupción que se cocina en su ministerio no es nada convincente.

A Cajamarca llegaron miles de docentes de todas las provincias, Hualgayoc, Chota, Cutervo, Celendín… cada uno de ellos tuvo que pagar el alto costo de los pasajes que en la víspera a la prueba docente se incrementaron, pagar hotel, alimentación, para que luego que la mafia del MINEDU fuera puesta al descubierto  simplemente se postergue la fecha, se cambie de examen – examen elaborado por la misma caterva- y se cite a una nueva prueba con aires de indignación.

El presidente de la República no puede seguir indiferente a esta situación la falsa indignación de Chang y sus secuaces no ha convencido a los miles de docentes que esperaban con ansias la prueba, la postergación del examen no garantiza en nada la transparencia del proceso, menos si será elaborado por la misma cuadrilla de funcionarios del Ministerio de Educación y peor aún, con la misma modalidad.
Hace décadas que el Perú encontró una grieta en el sistema educativo y se sometió a décadas más de experimentos fallidos y de modelos educativos extranjeros que nunca se aplicaron a nuestra realidad. Hoy que se busca otorgar a los docentes un nivel digno y basado en la meritocracia, los exámenes se venden contradiciendo la esencia primigenia de este nuevo sistema.

Paulo Freire, aquel pedagogo ilustre que planteó que  Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos. Enseñar exige la corporización de las palabras por el ejemplo. Enseñar exige respeto a la autonomía del ser del educando. Enseñar exige seguridad, capacidad profesional y generosidad. Enseñar exige saber escuchar. Nadie es, si se prohíbe que otros sean. La Pedagogía del oprimido, deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los hombres en proceso de permanente liberación… habría visto con repudio este acto indigno de un ministro que busca zafarse la responsabilidad de una mala gestión buscando chivos expiatorios.

La banda delincuencial se encuentra en el Ministerio de Educación, José Antonio Chang es el Ministro de Educación, por consecuencia, según simple lógica, el jefe de la banda bien organizada es el ministro, en conclusión: Chang debe renunciar.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú