Síguenos en FACEBOOK

viernes, febrero 05, 2010

Identidad y carnaval


El acervo cultural de un pueblo está estrechamente ligado a su raíces y orígenes, a todo cuanto le antecedió y que ha hecho que forje el espíritu de sus habitantes, sus tradiciones, su mitología, sus creencias y sus proyecciones a futuro. La cultura está constituida por manifestaciones propias de los grupos en distintos aspectos, es innegable que la cultura nace como un hecho individual y que se adapta y ciñe a su geografía, a su entorno inmediato y a sus hechos más notables, sean estos buenos o infaustos.
Pero la evolución ha permitido que el hombre vaya en una dirección que lo conduce siempre a dar pasos hacia delante, a caminar en línea recta buscando un horizonte que le permita lograr sus objetivos más variados. Sin embargo es preciso explicar que en la misma evolución de los pueblos existen fusiones diversas, eso ha pasado a lo largo de la historia desde los orígenes del hombre hasta la actualidad, los pueblos que ganaban siempre tomaban algo novedoso de los pueblos dominados y surgía una fusión.
Lo mismo ha sucedido en Cajamarca, en el carnaval, los instrumentos musicales de antes, como los tambores de maguey fueron reemplazados por las tarolas – aunque estás son ruidosas y asonoras- hoy en día un tambor de maguey podría considerarse un atentado a la ecología.
Pero es importante destacar que cada fiesta tiene sus propios elementos, el carnaval cajamarquino por ejemplo, parió a la copla y a la picardía en cada una de ellas, al clarín que más allá de su melodía siempre triste intentaba lanzar un grito de alegría, a los rondines sonando a veces monótonos, a la chicha, al baile, a las visitas colectivas y al Aquí estoy por que he venido…
Nadie puede negar la calidad y el talento del cantante peruano Pedro Suarez, el que no solo se ha consagrado en nuestra patria, sino que lo ha hecho en otros países del mundo y los cajamarquinos nos sentimos orgullosos de él, pero ha sido un desatino que sea el protagonista de una de las principales noches del carnaval cajamarquino y eso solo depende de los organizadores.
Hubiera sido mejor si la fiesta hubiese tenido el fondo musical de las coplas, de los huaynos y de las cashuas, hay grupos talentosos en Cajamarca y que han hecho un rescate importante de la música nuestra, de la música autóctona y que hubieran estado muy felices de cantar con el sonido de sus vientos, con sus versos y sus coplas, con el bullicio propio de nuestra música no precisamente pentafónica, pero si aquella que nace entre el Cumbe, se desliza por Santa Apolonia y que es la insignia y el emblema de los cajamarquinos.
Un poco más de identidad le vendría mejor al carnaval, las máscaras que las pensamos como nuestras y que son el símbolo del carnaval no son nuestras tampoco, son de Viena, sería mejor volver a Catequil, Guamansuri, Cautaguan.. que son más propios que los logos de NIKE o Chicago Bulls.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú