Síguenos en FACEBOOK

jueves, junio 06, 2013

Militarizando


Una vez más el gobierno muestra el lado más oscuro de su rostro imponiendo el sistema militar obligatorio. El gobierno ha dicho que necesita al menos doce mil soldados, doce mil soldados que deben llenar a los cuarteles de jóvenes entre 18 y 25 años.

La deserción en los últimos años, según un informe de Defensoría del Pueblo, en los tres últimos años ha sido de 26 mil jóvenes, debido a las lamentables condiciones en que funcionan los cuarteles, los abusos indecibles que se cometen entre sus paredes y la estupidez enquistada con el dogma de que para forjar el carácter de un hombre hay que golpearlo, hacerlo sufrir y hasta llamarlo perro.

Las condiciones de vida en los cuarteles son paupérrimas, la propina que reciben por dos años alcanza en el mejor de los casos los 365 nuevos soles y las vejaciones a las que son sometidos no son nada nuevos, sin contar las decenas de soldados que han desaparecido en los cuarteles como lo denunciara recientemente el congresista Mesías Guevara, lista en la que además hay varios cajamarquinos desaparecidos en distintos cuarteles del país.

Se pone como ejemplo realidades ajenas, de busca justificar el autoritarismo exponiendo ejemplos como el de Estados Unidos, lugar donde un soldado sirve en condiciones abismalmente distintas a las que se dan en el Perú y en donde hay un respeto casi absoluto por los derechos humanos –al menos de los norteamericanos-.

Las ventajas que se ofrecen, aun con las mejoras realizadas, no compensan las expectativas de los jóvenes peruanos, menos aun si se tiene en cuenta que las humillaciones y el sistema que se aplica en los cuarteles en el adoctrinamiento de los soldados en nuestro país son vergonzosas.

El hecho de que el presidente de la república sea un comandante en retiro no justifica que se apliquen reformas tendenciosamente militaristas que no forjan jóvenes con valías, sino que acaba deformando su moral, su educación y sus valores.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú