Síguenos en FACEBOOK

miércoles, mayo 15, 2013

¿Dónde me estaciono?



Hace mucho que el centro de la ciudad necesitaba un reordenamiento, no solo por el caos reinante, sino por la protección que nuestros monumentos históricos como La Catedral, San Francisco, Complejo Monumental de Belén, Cuarto Del Rescate y el mismo Centro Histórico merecen.

En países donde se respeta la identidad y los monumentos, el ingreso de vehículos motorizados al Centro Histórico está prohibido debido a que la vibración generada por los motores - además de las sustancias tóxicas desprendidas de ellos-, causan serios daños a las centenarias obras.

Sin embargo, una cosa es el reordenamiento en torno al Centro Histórico y otra la tergiversación con que se ha tomado y manejado el tema de los estacionamientos. Las excepciones que se han hecho a la regla resultan ofensivas y hacen pensar que existen intereses soterrados por parte de quienes aplican las normas.

La liberación del perímetro de la Plaza de Armas de vehículos parece una medida saludable, sin embargo el restringir ciertas zonas para favorecer a algunas instituciones privadas no ha sido nada inteligente. Cajamarca está plagada de cajas municipales, frente a ellas se encuentran hasta más de 20 motocicletas estacionadas -¿Por qué estos lugares han sido la excepción a la norma?- Los funcionarios que laboran en la antigua municipalidad, ubicada en el jirón Cruz de Piedra se han apropiado de casi media cuadra frente a su local institucional – es de uso exclusivo de la municipalidad, para velar por ello hay vigilantes que ponen barreras, cintas, etc.- Una cosa es el Poder Judicial que tiene toda la facultad que la ley le confiere, lo mismo que el Ministerio Público para la exclusividad de estacionamientos en áreas no permitidas y otra son los bancos, cajas municipales, municipios y amigos de los funcionarios municipales y de algunos policías.

En el colmo de la desfachatez se ha anunciado el cobro de un nuevo sol por estacionamiento de bicicletas en el Centro Histórico, una idea descabellada y sin ningún estudio que ha hecho ver con claridad las serias deficiencias de la Subgerencia de Vialidad y Transporte Urbano de la Municipalidad Provincial de Cajamarca.

Hay que ser un mago para lograr estacionar un vehículo a las diez de la mañana en cualquier manzana del perímetro a la Plaza de Armas – en los jirones que está permitido- El caos se ha generalizado sin contar la inútil presencia de los efectivos de la Policía de Tránsito hablando por celular y contradiciendo al semáforo.

Las cajas municipales, bancos y otras instituciones que invaden cuadras enteras con sus motocicletas, deberían estar obligadas a hacer el uso de cocheras o estacionamientos particulares, pero eso de que se busque el lucro municipal altera los ánimos de cualquier cajamarquino que no ve que eso revierta en mejora vial alguna.

La opción de los estacionamientos particulares es una alternativa factible en una ciudad como Cajamarca en donde el número de taxis, mototaxis, combis, buses y vehículos particulares se ha multiplicado geométricamente.

Sería pertinente que algunas de las autoridades traten de estacionar un vehículo en varias manzanas a la redonda en torno a la Plaza de Armas – sin hacer uso de sus permisos municipales ni de sus facultades de autoridades, es decir como cualquier ciudadano- , definitivamente será una labor imposible.

El autoritarismo no conduce a nada, lo más sensato es llegar a consensos y buscar fórmulas que se aplican en otras ciudades que han pasado por el mismo problema y que han logrado superar esas crisis como las que hoy en día atraviesa Cajamarca.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú