Síguenos en FACEBOOK

lunes, abril 19, 2010

Un roto para un descosido




El alcalde de Santiago de Chile, Pablo Zalaquett, propuso expulsar a los peruanos que fueron afectados por el pasado terremoto que azotó Chile. El alcalde dice que los peruanos tras el sismo se han vuelto una carga, lo que muestra el espíritu xenofóbico de algunos chilenos que intentan aprovecharse de la coyuntura para deshacerse de lo que consideran una estorbo para su vida gregaria, su economía y el ornato de su ciudad.

Si bien existe la autonomía y la soberanía de cada nación, es inaceptable que este tipo de gestos unilaterales pongan en riesgo las siempre difíciles relaciones entre Perú y Chile, desatinos como estos generan un ambiente de intranquilidad y malestar entre ambas naciones y tensan más esa conflictiva relación entre ambos países.

Luego del Terremoto el presidente Alana García envío de inmediato un hospital de campaña para ayudar a los heridos, el hospital que atendió entre 20 y 24 operaciones quirúrgicas cada día se encontraba completamente equipado, brindó también atenciones diversas de alta complejidad, ya que cuenta con dos salas operatorias, una unidad de cuidados intensivos, una sala de esterilización, una de recuperación, entre otros ambientes. Un hospital de este tipo nunca lo tuvo Ica tras el sismo fatídico de hace unos años y es que García ha tenido siempre una actitud muy sobria y gentil con el exterior y no así con los peruanos.

Hace poco un spot publicitario que anunciaba un programa de emisión nacional, en donde dos payasos buscan entretener, dramatizaba la Guerra del Pacífico, en donde peruanos y chilenos se enfrentaban una vez más, se mostraba como si se tratase de una broma, como si las guerras fueran una chacota propia del arte histriónico que profesan algunos comediantes obnubilados por las sandeces y estupideces que hacen en la televisión. Se ridiculizaba un hecho sangriento e histórico.

Pero la torpeza con que manejan nuestras autoridades las riendas de nuestro país no tiene límites, somos el mamotreto inmoral del desparpajo y la mediocridad, mientras se pierden los audios del BTR en medio de un escándalo y complicidades de alto vuelo, el ministro de defensa primero anuncia la compra de unos tanques chinos que nadie en el mundo los compra porque no distan muchos de los juguetes a baterías que fabrican los niños en ese país. Los tanques se lucieron en desfiles militares y luego de una andanada de inquisiciones, el miembro del Opus Dei decidió cancelar el pedido.

Llegando al límite de los insospechado, Rafael Rey propone la compra de misiles Spike-LR israelís, para la prueba de los mismos hace un ensayo al que asistieron obviamente él, el comandante general del Ejército, Otto Guibovich, congresistas de la República, (Mercedes Cabanillas, Luciana León, Luisa María Cuculiza) personal del Ejército y periodistas – Todos con bochornoso traje de comando- . Cuando dispararon el misil, éste terminó su recorrido y quedó encendido a pocos metros de los asistentes, quienes tuvieron que correr ante la posibilidad de que el proyectil explote.

Una vez vuelta la calma, el ministro de Defensa, Rafael Rey pidió explicaciones a los funcionarios de la empresa Rafaele (Israel), que vendió estos misiles y se encontraban en el momento de la prueba, la empresa adujo que se debió a una falla técnica y descartó un error humano. Uno entre 20 mil misiles falla y fue el que nos tocó. –Sin embargo Rafael Rey con desparpajo colgó en su blog “Ejército realizó con éxito prueba de misil antitanque Spike al sur de Lima”.

El misil antitanque Spike-LR tiene un alcance de 4 kilómetros en 26 segundos y puede perforar un blindaje de un metro de espesor, y al impactar el objetivo realiza dos explosiones, la primera para romper el blindaje del tanque y el segundo para inyectar un chorro de calor de 5,000 grados centígrados.

Este tipo de misiles necesitamos, pero para guerras con la pobreza, la corrupción y la ignominia que nos causan los gobernantes de turno que cada vez decepcionan más y más… quizás la explosión del misil antes de su salida no hubiera sido tan mala para los peruanos. No cabe duda que nunca faltará un “roto”, como el alcalde de Santiago de Chile, para un descosido como Rafael Rey y sus sueños de guerra.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú