Síguenos en FACEBOOK

lunes, setiembre 02, 2013

El Estado abandonó a Jaime Antezana


Desde que el sociólogo e investigador Jaime Antezana hizo la grave denuncia de que había en el Congreso peruano un número significativo de narcotraficantes o vinculados a ellos, además de una considerable cifra entre alcaldes de distintas partes del país – entre las que figura la región Cajamarca, según lo ha referido el mismo Antezana a este diario- una serie de ataques se han vertido sobre él como si fuera nuevo que existen vínculos desde el congreso con oscuros negocios cocaleros y similares.

Jaime Antezana hizo una investigación importante en Cajamarca antes y durante el conflicto de Conga plasmando importantes conclusiones que todos conocemos, para nadie es una novedad que en Chota y Bambamarca se mueve importante producción de PBC - según los mismos registros de la policía basados en las incautaciones que se han hecho en los últimos meses- , sucede lo mismo en Celendín, San Marcos, San Ignacio y Jaén. Santificarse en estos momentos no va a servir de nada, hemos vivido a la sombra del narcotráfico y hasta se han hecho canciones y dichos populares al respecto como: “Quesos con corazón” haciendo alusión al transporte de la droga en los famosos quesos que se llevaban a las ciudades de la costa o aquella canción modificada, pero expresa un sentir pueblerino y es  casi un himno “… donde se siembra el opio y la cocaína”.

Hace unos días, en una entrevista que le hizo Aldo Mariátegui a  Jaime Antezana y la congresista Cecilia Chacón, Cecilia Chacón le increpó furiosa al sociólogo la denuncia que había hecho e ironizó sobre la verdad de tan grave acusación a lo que Antezana respondió ¿Acaso tú no me mandaste en pleno conflicto Conga a que mapee la droga en Celendín?

Resulta extraño que el Estado deje en desamparo al investigador que hasta hace un tiempo citaba como una verdad absoluta a cada programa en pleno conflicto Conga o en la crisis que sucedía en el Vraem cuando los jóvenes policías caían con un efecto dominó. Resulta misterioso que el mismo gobierno ahora trate de poner en una encrucijada al sociólogo que en determinado momento usó a su antojo. ¿será que el tiró salió por la culata y hay varios nacionalistas en el tema?

Más allá del espectáculo mediático que se da a diario sobre este caso en el que se le exige a Jaime Antezana que se rectifique y se desdiga, pareciera que se está protegiendo a algunos elementos conexos al gobierno. No puede ser posible que a un investigador que sirvió tanto al gobierno, hoy se lo quiera abandonar a su suerte y que además se lo exponga a situaciones peligrosas como al revanchismo de los narcotraficantes y senderistas, a los que tantos años Antezana ha dedicado sus investigaciones y ha develado muchos aciertos que han conducido a conocer mejor ese problema y por ende dominarlo en cierta forma.


Hay muchas sorpresas aun que se vendrán en los próximos días, muchas verdades que develar mientras los congresistas saltan de ira como si alguien les hubiera dicho un insulto inenarrable. El caso de Nancy Obregón es más que evidente, en nuestro congreso peruano se legisla para grupos de poder y por intereses, desde universidades hasta narcotráfico y en vez de condenar a Antezana lo que se debería hacer es brindarle protección, develar la identidad de los mafioso y meterlos a la cárcel y no al hemiciclo desde donde le siguen ladrando a la luna.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú