Síguenos en FACEBOOK

domingo, setiembre 22, 2013

Pederasta con sotana


Mientras el papa Francisco mantiene una postura aperturista en su prédica y se reúne, por ejemplo, con un icono de la Iglesia Católica Peruana como es el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, impulsor de la Teología de la Liberación quien permaneció relegado por Juan Pablo II y Benedicto XVI, Juan Luis Cipriani empieza a deslizar críticas contra el sumo pontífice por esa amplia apertura.

Hace unos días Cipriani puso el grito en el cielo y disparó arteramente contra el congresista Carlos Bruce quien ha planteado la unión civil entre personas del mismo sexo como una propuesta igualitaria en cuanto a derechos civiles se refiere sin afectación del matrimonio ni de la familia como núcleo de la sociedad.

Mientras el cardenal peruano se rasgaba las vestiduras acusando al parlamentario Bruce de homosexual uno de los miembros de su rebaño era sancionado por el mismo Vaticano, se trata de Gabino Miranda Melgarejo (53), miembro del Opus Dei, quien ha sido destituido de su cargo de obispo auxiliar de Ayacucho por el Vaticano por ser un pedófilo.

La información había sido difundida por el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán. El Arzobispado ha retirado de su página web el nombre y la foto de Miranda Melgarejo, quien también dejó el sacerdocio, la noticia fue confirmada por el obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén.

Las posturas casi diabólicas que asume Cipriani en tiempos de consenso parece que resultan obsoletas, los anteriores pontífices trataron de tapar las tropelías de sus sacerdotes y pagaron millonarias indemnizaciones en todo el mundo como reparación por actos de pedofilia, se trató de ocultar que la Iglesia Católica estaba plagada de pederastas.

El Opus Dei ha intentado negar la vinculación del sacerdote a ese grupo en un afán de quedar limpio. Juan Luis Cipriani, máximo representante del Opus Dei no va a poder esta vez quedar exento de esta incómoda situación y de hecho ya desde Roma – en donde se encuentra-  ha pedido que “no se haga leña del árbol caído” y ha condenado y llamado de “mal gusto” que un exobispo –refiriéndose a monseñor Bambarén- haya mencionado el tema a la prensa peruana, es decir, Cipriani prefiere esconder la basura bajo la alfombra.

Para nadie es una novedad la conducta de algunos sacerdotes que sodomizan monaguillos, sin embargo esta vez Gabino Miranda no puede ser sancionado solo con la separación de la iglesia, sino que debe ser sancionado penalmente, ya el Ministerio Público le inició una investigación de oficio, aunque por el momento nadie sabe el paradero del sacerdote.

La acusación que recae sobre él indica que violó a un menor de 14 años, sin embargo, ha trascendido que habría varias denuncias de niños más, abusados por el exobispo ayacuchano quien trabajó al lado de Juan Luis Cipriani en los años `90 cuando Cipriani era obispo en esa región.

Según cifras oficiales del mismo Vaticano hay 20 mil sacerdotes denunciados por pedofilia en distintos países del mundo es por eso que el papa Francisco ha endurecido las sanciones hacia ellos. Juan Luis Cipriani ha hecho un viaje misterioso y por demás sospechoso al Vaticano llevando nada menos que unos presentes al papa Francisco, se trata de reliquias pertenecientes a Santa Rosa de Lima y a San Martín de Porres –generalmente los peruanos cuando buscamos conseguir un favor solemos actuar así, particularmente algunos  cajamarquinos cuando desean obtener algún beneficio en Lima suelen llevar rosquitas o quesos, esta vez Cipriani ha volado más alto- De cualquier forma deben ser las leyes peruanas quienes sancionen al mal obispo pederasta que ya el Vaticano lo ha destituido y ha condenado su crimen.


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú