Síguenos en FACEBOOK

lunes, setiembre 09, 2013

¿Es tan difícil demostrar que un policía es corrupto?


Cajamarca fue remecida por un titular que publicamos en este diario en donde se daba cuenta de una mafia operante en la escuela de sub oficiales de Cajamarca, una de las partes involucradas en toda esta maraña de acontecimientos, el propietario de la empresa “El Cazador”, se comunicó con la dirección de este diario para explicar su malestar por el hecho pero a la vez para añadir nuevos e importantes datos a la investigación.

El hecho es evidente y la existencia de una red en todo este “organigrama” de responsabilidades ha sido confirmada. Ya se realizan las investigaciones a nivel interno y se espera que en los próximos días las sanciones de ley se apliquen sobre los responsables.

Pese a que Inspectoría de la Policía Nacional ya había cerrado el caso se tendrá que reabrir evidenciando el mal manejo que ha tenido y la victimización que se hizo con el propietario de la empresa El Cazador, quien gracias a la publicación realizada por este medio ha puesto al descubierto las irregularidades con que se maneja el tema de las armas en la Escuela de Suboficiales.

Una de las instituciones tutelares de la tranquilidad y seguridad ciudadana en nuestro país es la Policía Nacional, lamentablemente en los últimos meses ha sido cuestionada constantemente y cada diligencia de traslado de presos o de detenciones en comisarías se ha convertido en una coladera – No podemos olvidar aun el caso del reo fugitivo en Cajamarca y luego recapturado en Trujillo que es el principal sospechoso de las muertes producidas en el fatídico bus que trasladaba al equipo de futbol del San Cayetano cuando jugaba la Copa Perú-

El ministro Pedraza dio recientemente detalles de la reforma que desde hace un tiempo ha puesto en marcha su cartera y que tiene como objeto separar a los malos elementos. “No voy a hablar de purga porque es una palabra fea. Trato con respeto a la institución policial (…) pero sí es imprescindible separar al policía vinculado a hechos irregulares de aquel otro que dignifica su uniforme”, dijo.

Sin embargo, el ministro señaló que “no saldrán muchos por corrupción, porque las reglas para mostrarlo son complejas, difíciles, pero habrá otras formas como el haber alcanzado récords de sanciones disciplinarias, o la reiteración en la comisión de faltas vinculadas a actos de corrupción aunque las sanciones sean leves. Vamos a tratar de entrar un poco más al fondo, revisar los hechos”.

Es imprescindible que la población recupere la confianza en la policía, pero es ardua la labor que la institución tiene que hacer para separar la paja del trigo, aunque al ministro la palabra purga no le guste es la más adecuada, hay que purgar a los malos elementos y endurecer los requisitos para acceder a ella, no por la necesidad o la carencia de miembros policiales se puede tolerar que hasta personas con requisitorias se presenten a los exámenes.


En todo este embrollo la población misma juega un papel importante  y es la principal aliada para lograr una depuración verdadera e inmediata a través de las denuncias que se puedan documentar con celulares, fotografías o toda serie de registros. No puede ser tan difícil probar la corrupción ni denunciar a los organismos corruptos y podridos en donde existen miembros que han sucumbido al clientelaje y que tanto daño le hacen a nuestro país.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú