Síguenos en FACEBOOK

miércoles, abril 03, 2013

Más vale pájaro en mano…



Los ardides y triquiñuelas que se usan en la política son incontables y parece que no tienen límites si de lograr los objetivos se trata. Hace solo unos días el que busca ser el sucesor de Hugo Chávez en Venezuela, narró una historia descabellada y descomunal, por no decir mentecata.

El candidato oficialista venezolano Nicolás Maduro dijo en la casa natal del recientemente fallecido presidente Hugo Chávez que sintió que éste se le apareció en forma de “pajarito chiquitico” y lo bendijo al arrancar la campaña electoral. “Lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: 'hoy arranca la batalla. Vayan a la victoria. Tienen nuestra bendiciones'. Así lo sentí yo desde mi alma”, relató Maduro sentado junto a los hermanos de Chávez en el patio de la casa natal en la ciudad Barinas, en el occidente de Venezuela.

Maduro sostuvo que al orar esa mañana en una pequeña capilla católica de Barinas y al encontrarse totalmente solo, apareció el ave, con la que se comunicó con silbidos. “De repente entró un pajarito, chiquitico, y me dio tres vueltas acá arriba”, dijo señalando su cabeza e imitando un aleteo.

El pájaro, prosiguió Maduro algo emocionado, “se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito”, dijo imitándolo. “Me lo quedé viendo y también le silbé, pues. 'Si tú silbas yo silbo', y silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él”, de Hugo Chávez, remarcó.

Sin embargo la historia de aves y política no es exclusiva de Venezuela, y como en el Perú prima el ingenio y la criollada no podemos estar exentos de historias tan fantásticas como la que contó maduro.

Cuando Alan García realizaba su campaña que lo llevaría por segunda vez a la presidencia de la república, daba emocionado un discurso florido al que ya había acostumbrado a las multitudes que lo escuchaban y miraban hipnotizados, de pronto y de la nada, apareció una paloma blanca volando, se dirigió hacia la mano del regordete candidato y se posó en ella. El asombró fue colectivo y no era para menos, era un hecho insólito además de anecdótico, tiempo después se descubriría que se trataba de una paloma entrenada y que todo fue un ardid para dar a Alan García la imagen mesiánica que buscaba para ganar las elecciones, no se sabe a ciencia cierta si la paloma jugó un papel preponderante, pero lo cierto es que ese año ganó las elecciones y gobernó el país por segunda vez.

Otro hecho singular fue cuando el papa Benedicto XVI se encontraba en uno de los balcones del Vaticano y se disponía a dar un discurso en la Plaza San Pedro, antes de iniciar su saludo lanzó una paloma blanca al cielo, la que fue agredida brutalmente por una feroz gaviota ante el estupor de los miles de creyentes que contemplaron la escena, días después el papa anunció su renuncia.

Cuando Noé, el personaje bíblico buscaba tierra entre el desánimo general de su tripulación, envió una paloma en busca de ella y el ave regresó con una rama de olivo, lo que le auguró que el diluvio había concluido y con ello la reconciliación con Dios.

No se sabe a ciencia cierta qué influencia tienen las aves en la vida de la humanidad, pero de que existen tretas y fraudes, los hay sin duda, por eso el dicho de “Más vale pájaro en mano que cientos volando”, nunca dejará de ser eficaz mientras los pájaros vuelen o mientras algunos tengan pajaritos en su cabeza.


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú