Síguenos en FACEBOOK

jueves, abril 11, 2013

Martínez, Von Humboldt y Raimondi… hombres de bronce



Antonio Raimondi es uno de los personajes extranjeros que hicieron más por el Perú y que han dejado un legado superior al que han dejado muchos peruanos célebres en ramas similares, sin afán comparativo, son pocos los connacionales que han dejado una huella tan profunda como lo hizo Raimondi recorriendo el Perú en una época en que las carreteras eran una utopía, las comunicaciones se hacían con postillones y duraban varios días -sino semanas y hasta meses-.

Lo que sucede con Raimondi es un fenómeno repetitivo, casi siempre han venido de fuera para enseñarnos lo que tenemos en el Perú, parece que luego de la fusión violenta de la cultura Inca con la española un estigma nos persigue y hemos quedado aletargados en el tiempo.

Raimondi se enamoró del Perú y dedicó el resto de su vida desde su llegada cuando desembarcó en el puerto del Callao el 28 de julio de 1850. -Ese mismo año el médico peruano Cayetano Heredia le encargó la organización del Museo de Historia Natural del colegio Independencia, institución que más adelante pasaría a ser la Escuela de Medicina del Perú-. Se enamoró, se casó en Huaraz con Adela Loli Castañeda, tuvo tres hijos y murió en San Pedro de Lloc en 1890.

Otra de las presencias predominantes e importantes aunque con años antes de diferencia fue la de Alexander von Humboldt  Von Humboldt quien realizo importantes descubrimientos y prodigiosas investigaciones en el Perú y cuyo legado ha servido para ser punto de partida de investigaciones posteriores.

Jaime Martínez de Compañón y Bujanda, el tirano Obispo español que fue obispo de la ciudad de Trujillo y que al margen de su indolencia con los nativos peruanos, no podemos negar que realizó estudios de mucha valía como los dos personajes que mencionamos líneas arriba. Martínez de Compañón no solo fundó pueblos, sino que graficó la naturaleza, las aves, los métodos y tecnologías de la época y su trabajo cartográfico es de mucha importancia. No podemos ser mezquinos y negar que su trabajo haya tenido un significado vital e importante para generaciones posteriores.

Los tres personajes citados anteriormente pertenecen a tiempos diferentes, pero todos hicieron un trabajo importante por rescatar la geografía, geología, botánica, zoología y etnografía de nuestro país, y hablamos de épocas distintas, en donde no existían los vehículos motorizados, ni la electricidad y los métodos para determinar sus conclusiones eran rudimentarios y primigenios, todo ello le añade un valor incalculable a cada una de sus obras y legados. Eran épocas que debido a la actual tecnología nos parecen que estarían a años luz.

Tres enciclopedistas, que cada uno a su modo, hizo lo posible y lo imposible por conseguir exactitud en sus datos, en cada una de sus colecciones, en cada línea que anotaban en medio del frío o el calor, en la costa, sierra o selva de nuestra difícil geografía. Ninguno de ellos peruano, pero como si lo hubieran sido. Raimondi se peruanizó y se hizo parte de nuestra patria, de nuestra historia, de nuestra sangre y nuestra tierra.

Hoy existe una nueva generación de extranjeros que afincados en el Perú siguen esa huella y nos siguen enseñando el potencial y la valía que nuestra patria tiene en todos los sentidos. Quiero agradecer de manera especial al Sr. Reinhard Seifert por su contribución invaluable –que merece un capítulo aparte- y su difusión de la obra de Juan Villanueva a través de su libro “Bagate, el pintor negado”. Año 2013 y después de Martínez, Von Humboldt y Raimondi aun los extranjeros nos siguen mostrando la senda del saber y queriendo al Perú más que muchos de nosotros.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú