Síguenos en FACEBOOK

martes, marzo 19, 2013

La prevención también es tarea de todos





Las lluvias recientes han dejado un problema grave en los cajamarquinos, no solo se trata de la estela de desolación que las inundaciones han dejado, sino que existe mucha indiferencia por parte de  las autoridades llamadas a aliviar este tipo de problemas.

A la indiferencia de las autoridades se suma la falta de previsión que se ha tenido y la imprudencia del ser humano de creer que existen lechos de ríos y quebradas, secos que no retomarán nunca su cauce. La naturaleza tarde o temprano retoma sus caminos y las consecuencias son palpables no solo en Cajamarca ciudad sino en el interior de la región y en todo el país que afronta una temporada de lluvias más excesiva de lo normal.

El problema puede volver a repetirse y no solo en las partes más vulnerables como son las zonas cercanas a los ríos y quebradas, sino que un fenómeno de magnitudes puede suceder en cualquier momento en el ámbito urbano.

Pese a las constantes invocaciones por parte de la municipalidad las calles están atiborradas de basura en bolsas, lo que bloquea las acequias ubicadas a los extremos de las pistas y hace que con las fuertes lluvias éstas colapsen. Las partes bajas de la ciudad son las más afectadas con este problema.

Otro factor importante que genera malestar son los montículos de material de construcción que se dejan en las calles, arena, ripio, gravilla y todo tipo de agregados son dejados en las calles obstaculizando el tránsito peatonal, vehicular y lo que es peor, el agua de lluvia no puede discurrir libremente por las acequias y surgen los problemas. Recientemente se hizo un operativo en donde se decomisó este tipo de materiales del Centro Histórico, lo que ha resultado muy positivo, sin embargo más allá de nuestro Centro Histórico, la ciudad está llena de montículos.

Otro de los peligros latentes es el colmatamiento de los cauces de los ríos. El río San Lucas, atraviesa la ciudad entera, un desborde sería lamentable, sin embargo, no existen trabajos de limpieza para evitar tragedias que lamentar, su cauce está lleno de basura y desmonte debido a irresponsables vecinos que han encontrado en él un vertedero de basura y desperdicios que se han acumulado por años.

Resulta imperante que se brinde ayuda a los damnificados por las inundaciones y a aquellas personas que han perdido sus viviendas y con ellas parte de su vida, pero también urge realizar trabajos preventivos y sobretodo concientizar a la población de que una inundación de magnitudes nos afectará a todos, por lo que todos debemos participar en las labores preventivas.

La labor preventiva de las autoridades también implica la verificación del estado de los canales y si estos han sufrido alteraciones, como la que hoy se denuncia, cuando ya los hechos han sucedido.

Por cierto, cuando algo así sucede no existen responsabilidades individuales, este es un problema similar al de seguridad ciudadana, es decir, “es tarea de todos”, desde el que arroja un papel a la calle o abandona su bolsa de basura en la calle aprovechando la oportunidad de la noche hasta de quienes siendo su deber realizar labores a gran escala las incumplen con total indiferencia.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú