Síguenos en FACEBOOK

viernes, marzo 08, 2013

La gran mentira de la provincia Hualgayoc – Bambamarca




La provincia de Hualgayoc tiene tres distritos: Hualgayoc, Bambamarca y Chugur, la capital de esta provincia es el distrito de Bambamarca.

Los  antecedentes de Hualgayoc se remontan al último tercio del siglo XVIII, cuando se constituyeron los poblados mineros de Micuypampa, Purgatorio y La Punta Los techos de paja y precariedad de las construcciones motivaron los incendios de Micuypampa el 13 de febrero de 1798 y de Purgatorio el 13 de junio de 1856, según se refiere murieron por lo menos treinta personas y se destruyó la mayoría de las casas. Reubicándose en el lugar actual que también sufriría un incendio el 28 de agosto de 1928. La condición de ciudad y ciudad capital provincial ha sufrido una línea de vaivenes a merced de los intereses de la burguesía foránea y de los políticos nativos al servicio de las clases dominantes. Entre 1834 y 1861 fue capital de la provincia de Chota. Al crearse la provincia de Hualgayoc (1870) se constituyó en su capital, hasta que Odría por ley 11297 del 10 de marzo de 1950 trasladó la capital provincial al pueblo de Bambamarca, quedando el pueblo de Hualgayoc sólo como capital distrital.

El cambio de capital a la ciudad de Bambamarca no fue gracias a que existieran gestores bambamarquinos, fue debido a un incendio que se produjo durante una fiesta patronal y que dejó desolado al pueblo, lo que fue aprovechado para quitarle la capital y trasladarla a Bambamarca.

Desde hace un tiempo atrás Bambamarca ha planteado erróneamente que el nombre de la provincia es “Hualgayoc – Bambamarca”, nada más falso, la provincia se llama Hualgayoc y su capital es Bambamarca, eso es todo.

Bambamarca celebra cada 10 de marzo con algarabía lo que por error considera una gesta gloriosa. Cuando en 1784 Jayme Martínez de Compañón y Bujanda llega a Hualgayoc– un obispo nada santo, pues en carta dirigida al Virrey pide mil mitayos para trabajar en las minas de Hualgayoc, de preferencia con hijos pequeños, para que sus ojos se acostumbren a la oscuridad de los socavones…”- Bambamarca no existía, el obispo en cuestión pidió “que no quede piedra sobre piedra en el asiento de Hualgayoc y que se haga un pueblo en donde hoy es Bambamarca, bajo el nombre de “San Carlos de Pencaspampa”, el pueblo de San Carlos de Pencaspampa se creó, pero Hualgayoc no fue destruido pues era la base económica de la región.  A ello se debe la adoración excelsa que le tienen los bambamarquinos y celendinos a Jayme Martínez de Compañón y Bujanda, pues a él le deben la existencia de sus pueblos, la historia con Hualgayoc, en cambio, es distinta.

No podemos negar que el pueblo de Bambamarca ha tenido un auge económico y de desarrollo en estos 62 años como capital debido a apoyo que como capital, por parte de los diferentes gobiernos, ha recibido y gracias a la prosperidad minera del distrito de Hualgayoc, el que tiene 240 año de ser un pueblo minero, es necesario hacer estas precisiones para que las generaciones jóvenes no perpetúen el error que adrede o por desconocimiento se suele hacer cada 10 de marzo.

Tomado del libro “Hualgayoc, historia y tragedia de un pueblo minero” de J.A.P.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú