Síguenos en FACEBOOK

jueves, marzo 14, 2013

La inclusión de la televisión basura



La Defensoría del Pueblo se ha unido a la campaña contra la televisión basura que se emite en horarios sin protección al menor. El pedido empezó a circular el lunes 11 de marzo, gracias al ingenio de un ciudadano. Hasta ese entonces solo contaba con un poco más de 9 mil  firmas. Hoy, el pedido para regular estos programas de televisión que son muy populares entre los adolescentes, cuenta con más de 26 mil  firmas.

El último martes uno de los conductores de “Esto es Guerra” aseguró que, tanto el espacio que conduce como “Combate”, no incumplen el horario de protección al menor. Mientras tanto la Asociación Nacional de Anunciantes (ANDA) ha preferido guardar hermetismo y no manifestarse al respecto.

Resulta lamentable que mientras programas como “La Función de la Palabra” conducido por Marco Aurelio Denegri o “Costumbres” de Sonaly Tuesta, tengan márgenes de sintonía que bordea un punto, exista televisión basura exitosa que trasmita en horarios inapropiados programas sin valores que solo alienan al televidente, lo más lamentable es que el público que sintoniza estos programas son menores de edad.

Una de las primeras personas que cuestionó los contenidos de la televisión nacional –aunque parezca increíble- fue la periodista Magaly Medina, cuando apenas era una redactora de la revista “Oiga” en esa oportunidad –comienzos de los 90- criticó duramente en el programa “A fuego Cruzado” al célebre Augusto Ferrando y su Trampolín a la Fama. Ferrando no soportó las críticas, enfermó, cerró el programa y luego falleció de un derrame cerebral; un capítulo de la televisión peruana se había cerrado después de más de 30 años.

Luego Magaly Medina incursionó en la TV. hizo un programa de lo que más nos gusta a los peruanos: El Chisme y el éxito fue tal que se convirtió en una celebridad, ganó millones, transformó su rostro y su cuerpo – destruyó matrimonios, generó depresiones y suicidios… - y después se retiró de la televisión. Su fórmula fue infalible, hurgaba en la basura de los demás y la exponía al público por televisión.

“Esto es Guerra” y “Combate” son dos programas con formatos copiados de otros países en donde hombres y mujeres bien dotados físicamente, con ropa muy escaza  concursan y se enamoran, se frotan y se caen unos sobre los otros, se inventan disputas y peleas, lágrimas y risas que mantienen embobados  los adolescentes y niños que son su público mayoritario.

Cuando se creó el Ministerio de Cultura, se pensó que en algo serviría, han pasado ya unos años y no ata ni desata, los medios de comunicación no se van a autorregular nunca y mientras ello suceda seguirán vendiendo programas repulsivos sin un ápice de cultura, porque lo más cultural que tienen esos programitas son un ciclo de preguntas en donde la chica linda no sabe cuál es el satélite natural de la tierra y en donde el hombre con pinta de modelo responde que el Perú es un país rico porque exporta cocaína.

Si un profesor pregunta en un examen qué fue lo que pasó en uno de esos programas, sus alumnos sacarían un veinte redondo –o una A- pero si pregunta quién es Vargas Llosa no sabrán responder. Mientras tanto Ollanta Humala sigue hablando de inclusión y se ha olvidado de la inclusión cerebral e intelectual que se le está dando a los millones de peruanos que son esa parte fundamental de nuestra patria y sociedad: los niños y los adolecentes.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú