Síguenos en FACEBOOK

lunes, marzo 18, 2013

De farolas, cuadros, cadenas, santos, archivos y otras misteriosas desapariciones



La Asociación Nacional de periodistas del Perú, Filial Cajamarca, ha lanzado el fin de semana un programa que busca unir esfuerzos para denunciar y buscar alternativas de solución a los problemas más álgidos de la ciudad.

El primer programa, trasmitido por canal 45 y repetido el día domingo a las 7:00 de la noche hurgó en los monumentos pertenecientes a Cajamarca y los cajamarquinos y que han desaparecido sistemáticamente de distintos escenarios.

Ya a través de este medio escrito habíamos denunciado en más de una oportunidad, y por la inquietud de distintos periodistas, la desaparición de los pilares que servían de soporte a las farolas de la Plaza de Armas y que eran obra de Juan Villanueva o simplemente “Bagate”, - cabe aclarar que estas farolas tienen “hermanas gemelas” que felizmente no han sido sustraídas aun y que se encuentran en torno a la fuente en el patio de la antigua municipalidad-, así como otras obras de intrínseco valor artístico e inmensurable valor monetario que se esfumaron de plazas y plazuelas, iglesias o instituciones.

Hace unos años, por ejemplo, la plazuela ubicada frente al templo de las Madres del Monasterio –intersección de los jirones Urrelo y Amalia Puga- tenía los jardines cercados por gruesas y pesadas cadenas de bronce que en un momento indeterminado fueron reemplazadas por simples alambres de púas. Los leones de Bagate, ubicados en la antigua “Alameda” frente a la puerta del antiguo colegio San Ramón son otras obras artísticas desaparecidas; “Porfirio” –escultura también de Bagate- figura de aproximadamente un metro que representaba a un hombre del campo oteando el horizonte, desapareció junto a los leones en la remodelación de la famosa alameda. Los cañones ubicados en la plazuela Bolognesi también se encuentran con paradero desconocido. La misma suerte ha corrido un inca de gran tamaño que se encontraba en la cima de la colina Santa Apolonia.

El arte religioso no ha sido ajeno a este saqueo, no solo han desaparecido muchas imágenes –en bulto- representativas de los principales templos de Cajamarca, sino que existen muchos lienzos de incalculable valor que hoy se encuentran en colecciones privadas y que nadie sabe cómo fueron a parar hasta allí.

Quizás una de las “ausencias” más memorables sea la de San Quirino, santo que se encontraba recostado en una urna con filos dorados y que era uno de los más emblemáticos de la Iglesia San Francisco, hoy desaparecido y si ha sido guardado en alguna parte nadie conoce las razones, menos aun los devotos del santo.

La lista de obras de arte que desaparecieron es inmensa. Hace un buen tiempo “La Dama del Cántaro” obra emblemática de Bagate, ubicada en el inicio del graderío a Santa Apolonia – Cuadra dos del jirón Dos de Mayo- había desaparecido y gracias a una insistente campaña e investigación emprendida por este diario reapareció y fue instalada nuevamente en su lugar.

Parte de la Hemeroteca, laboriosamente ordenada y archivada por Socorro Barrantes en la Biblioteca Municipal José Gálvez hace unos años también ha desaparecido. –Un león de piedra que arroja agua caliente por su boca, escultura de Bagate, se encuentra en evidente peligro en el distrito de Baños del Inca, junto a un paradero de combis y microbuses-

La labor emprendida por el programa “Nuestra Voz” de la ANP- Cajamarca ha empezado con un tema fundamental que nos compete  a todos los cajamarquinos y aun a los que no lo son, esas obras son patrimonio de quienes nos antecedieron, de nosotros, de nuestros hijos y de todos aquellos que después vendrán. Iniciemos ya las acciones para recuperarlas.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú