Síguenos en FACEBOOK

jueves, diciembre 15, 2011

El que no llora no mama


Aunque el tema de fondo del paro tuvo un consenso universal, es decir tirios y troyanos tenemos claro que el agua es una fuente de vida y que resulta vital para el desarrollo y subsistencia de la humanidad, la manera de hacer escuchar esa justa protesta se desvirtuó por los hechos ya conocidos por todos y el paro y sus métodos tuvo aliados y detractores.

Cajamarca es una región con una población que tiene el 80% de pobreza con mayor incidencia en las zonas rurales y pese a que en la región existe en actividad una de las minas auríferas más importantes del mundo desde hace 18 años no hubo una repercusión palpable en la economía en gran parte por la falta de gestión de las autoridades. El paro hizo reflexionar al Gobierno Central sobre la situación y el presidente Ollanta se ha dado  cuenta que las moscas no se cazan con hiel sino con miel, por eso anunció un paquete millonario de inversiones además de otras medidas.

Considerando los proyectos que actualmente desarrolla el Gobierno Central en Cajamarca y los que serán aprobados en breve, se superaría los cuatro mil millones de soles de inversión.
Uno de ellos la Presa del Chonta, con una inversión de 130 millones de dólares, obra que generará más de 2,000 hectáreas de tierras nuevas de riego para la agricultura en Cajamarca y garantizará el agua para los próximos 30 años, con un expediente técnico que podría alcanzar los cinco millones de dólares

Respecto a la dotación de agua  el Ministerio de Vivienda y Saneamiento ha anunciado elevar la cobertura de 91% a 95% en el ámbito urbano y de 39 a 60% en el sector rural. Para alcanzar ese objetivo se anunció la instalación de 17 Centros de Provisión de Servicios en zonas rurales, los cuales serán puntos de operaciones para el desarrollo de las obras de mejoramiento de 10,000 viviendas rurales, y para la provisión de saneamiento rural a poblados de menos de 200 familias, incluso a poblados de menos de 10 casas, se estima que los beneficiados llegarían a 90,000 personas en toda la región de Cajamarca.

En el sector de saneamiento se ha considerado la pronta aprobación de cinco proyectos para la provincia de Celendín por un total de 7.3 millones de soles; cuatro proyectos en la provincia de Contumazá por 9.6 millones de soles; seis proyectos en Hualgayoc por 14,5 millones de soles y seis proyectos más en la provincia de Cajamarca por 20 millones de soles.

A esto se suma la instalación de un hospital de campaña en la provincia de Celendín con más de 30 especialistas que atienden gratuitamente, de un momento a otro Cajamarca ha empezado a ser tomada en cuenta, y  a ser visitada inusualmente por ministros que se interesan ahora por los problemas de Cajamarca y de sus provincias, nada de ello está mal, al contrario es un buen síntoma de que la región ha conseguido la atención del gobierno central y eso es positivo.

No vamos a negar que todo esto es el resultado de los últimos sucesos, del paro que con adherentes y detractores logró hacer notar la existencia de las urgencias sociales de una región en la que, aunque infestada de “guardianes socráticos de la república” existe tanta pobreza y polarización que es digna de un profundo estudio sociológico.

Una región llena de felipillos en todos los tiempos y en todas las esferas, abanderados ilegales de la traición y la vendetta. En Cajamarca se empezó a morir el imperio de los incas y en Cajamarca también muere a diario el crecimiento por el desparpajo y la ineficiencia de quienes nos representan.

Una ciudad llena de antagonismos y con una historia con muchas páginas arrancadas por quienes no supieron gobernar, una región llena de heridas sociales que ha sentido en ellas la sal de la indiferencia por siglos y que tal vez hoy pueda por primera vez mirar a su futuro con optimismo, esperar a su maña con alegría y refrendar el agua sagrada de la vida. 

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú