Síguenos en FACEBOOK

domingo, diciembre 18, 2011

Diálogo esperado


Se reinicia el diálogo en Cajamarca, después de dos semanas que se frustrara por la intransigencia de ambas partes. Primero el infame espectáculo militar que ordenó el Gobierno Central antes de iniciar las conversaciones y la intransigencia y tozudez de los dirigentes que representaban a miles de campesinos y de comunidades de la región.

La intransigencia sobre la sangre que ya se había derramado porque fue falsa esa información emitida por el Ministerio del Interior en donde se decía que solo hubo heridos leves de perdigones, esa información no se ajustó a la verdad - Elmer Campos Álvarez, (31) fue baleado en la zona de conflicto, se le extirpo el bazo y el riñón y se debate entre la vida y la muerte en Lima. Ni el gobierno regional ni el central van cubrir los gastos de la agonía de Campos Álvarez –como tampoco lo hizo la irresponsable afirmación de que Samuel Quiliche estaba muerto; negarse al diálogo sabiendo que habían heridos a causa del conflicto fue una intransigencia innoble por parte de los dirigentes.

¿Cuánto le costó al Estado la declaratoria del estado de emergencia además del tufillo dictatorial? y, ¿cuánto al gobierno regional el haber incumplido con sus proveedores con los pagos que tenía que realizar? Dinero que en buena cuenta y al final es de todos los peruanos. Por último la extirpación de la izquierda del gabinete. Todo ello se pudo evitar ¿Qué hemos ganado en cambio? Hoy Cajamarca tiene la oportunidad de sentar un precedente y marcar un hito en la solución de conflictos.

La comisión de alto nivel encabezada por el ministro óscar Valdés Dancuart tiene la misión de llegar a un acuerdo con los dirigentes que acudan a la cita para ver el mecanismo de resolver de la mejor manera este conflicto que ha significado para Cajamarca millonarias pérdidas generadas por el paro y que podría ser el quiebre de dos aguas de un antes y un después. Esa misma responsabilidad la tiene los dirigentes de los cuales solo a Gregorio Santos el pueblo eligió en democracia, del resto nadie sabe cómo ni cuándo.

El Perú es un país eminentemente minero, la base de su economía está sentada en la minería desde tiempos de la colonia, sin embargo es preciso impedir que se repitan ejemplos como el de Hualgayoc, asiento minero que con casi 250 años de minería y que se encuentra a solo 90 kilómetros de Cajamarca, no tiene los servicios mínimos, sin agua, con luz deficiente pobres servicios de salud ni un solo instituto, apenas un colegio y dos escuelas y cientos de pasivos ambientales como herencia de un auge minero.

Del diálogo de hoy y de los frutos de él dependerá la inclusión de la que tanto habló el presidente Ollanta Humala y que hasta hoy no ha podido concretar de forma eficiente. Un ejemplo positivo ya se dio el día de ayer  con la suscripción de un contrato de usufructos, entre la empresa privada, el Estado y las comunidades de Conchucos, luego de exitosas negociaciones de consulta previa.

Tenemos la oportunidad de romper el estigma del mendigo sentado en un banco de oro, con la responsabilidad que se debe imponer a las mineras. Vivimos en un mundo que agoniza, solo nosotros somos los responsables de lo que pueda suceder en el futuro con nuestro medioambiente, cada paso que demos hoy en temas ambientales repercutirá mañana con nuestros hijos y sus hijos… por ello cada palabra que hoy se dialogue debe ser la voz de los cajamarquinos sin tintes políticos cuya única bandera sea la verdad y el respeto a las generaciones de peruanos que vendrán mañana a heredar el mundo que les dejamos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú