Síguenos en FACEBOOK

lunes, julio 12, 2010

Más que una revolución



La involución del abuso de los Derechos Humanos empezó con la Revolución Francesa.

La Revolución Francesa es uno de los periodos más memorables en el mundo entero, no solo por su trascendencia, sino también por los cambios violentos que se sucedieron en torno y luego a ella. Aquel periodo que surgió un 14 de julio de 1789 marca el comienzo de una serie de libertades y derechos fundamentales en todo el mundo.

La Ilustración, esa corriente intelectual que surgió en Europa en torno a esos años, fue la que marcó el inicio del fin, el comienzo de la debacle de un sistema que se caracterizó por el abuso a la clase campesina, la incapacidad de la nobleza para resolver los problemas de Estado, la agitación de la intelectualidad gracias al “Siglo de las Luces” y la guerra estadounidense en busca de su independencia, hecho que marcó profundamente lo sucesos en Francia.

Si nos ubicamos en el tiempo evidenciamos que mientras en el Perú se curaban las secuelas de los intentos revolucionarios de Túpac Amaru II y la colonia se acercaba más al siglo que marcaría la expulsión del tirano opresor, en Estados Unidos de Norteamérica la guerra por su independencia consolidaba sus frutos y la hacía respirar nuevos aires de libertad y anunciaba una sólida vida civil.

En Cajamarca en esa época las cosas evolucionaban con lentitud, dependíamos políticamente de Trujillo, siendo un partido de dicha intendencia. Las órdenes religiosas se encontraban en su apogeo y Cajamarca era una ciudad predominantemente española por su arquitectura, su idioma y su religión. El Perú se encontraba a menos de un siglo de la nefasta guerra con Chile, aquella que fue uno de los episodios más cruentos de la historia peruana luego de la colonia.

La toma de la Bastilla, símbolo del absolutismo monárquico, significó el fin del plan de represión de Luis XVI. Después de cuatro horas de sangriento combate, los insurgentes tomaron la prisión, matando a su gobernador, el Marqués Bernard de Launay. Cuatro presos fueron liberados, la Bastilla se convirtió en un potente símbolo de todo lo que resultaba despreciable en el Antiguo Régimen.

Pero la Revolución también se enfrentó con dureza a la Iglesia Católica, antes de la Revolución Francesa la Iglesia Católica era la mayor poseedora de tierras en Francia, es decir, la mayor terrateniente. Con ello se eliminó el derecho que la iglesia tenía para imponer impuestos sobre las cosechas de los campesinos.

Los historiadores no se han puesto de acuerdo en la fecha que concluye la Revolución Francesa, algunos manifiestan que fue luego de la muerte de Maximilien de Robespierre quien instauró el régimen del terror y que además fuera ejecutado bajo la fórmula misma que él impuso, otros estudiosos aseguran que fue recién en el siglo XIX cuando concluye la Revolución.

La Revolución Francesa Alborotó los derechos Humanos Universales. La revolución de los derechos humanos es un fenómeno puramente europeo que se genera como resultado de la misma. La declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano Francesa de 1789 es la que sirve de base e inspiración a todas las declaraciones tanto del siglo XIX como del siglo XX y seguramente que lo será del presente siglo. Igualdad, Fraternidad y Libertad como base de una sociedad justa cimentada en la paz y la concordia.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú