Síguenos en FACEBOOK

martes, agosto 26, 2008

Dama demente




Carol una de las hijas de la ex - primer ministra de Inglaterra ha confesado en un adelanto de un libro que lanzará en los próximos días el mal que aqueja a Margaret Thatcher, de 82 años. Se trata de la primera vez que un familiar habla abiertamente de la enfermedad de la conservadora política, conocida como la ‘Dama de hierro’ y por sus reformas económicas que marcaron tendencia en los años 80.


Carol asegura que casi “se cae de la silla” cuando se dio cuenta de que su madre confundía “palabras y recuerdos”, escribe en su obra ‘A Swim-On Part in the Goldfish Bowl: A Memoir’. Fue durante una comida en el 2000, cuando Margaret confundió la guerra en Bosnia con la de las Malvinas.“Tenía en torno a los 75, pero yo la consideraba eternamente joven, intemporal y cien por cien indestructible”, confiesa su hija. Antes, Margaret había tenido una “memoria como una página web”, cuenta.

Por ejemplo, a la que fuera primera ministra británica entre 1979 y 1990 hubo que recordarle en ocasiones que su marido Denis estaba muerto, tras su fallecimiento en 2003.
Thatcher se retiró progresivamente de la vida pública en los últimos años por motivos de salud. En 2002 sufrió varios ataques al corazón, que supuestamente afectaron a su memoria a corto plazo. El invierno pasado fue hospitalizada tras sufrir un desvanecimiento.
En septiembre pasado visitó al primer ministro Gordon Brown en Downing Street, 10, de cuyos tiempos Thatcher ya no tiene claros recuerdos, asegura su hija, en una declaraciones que demás de polémicas han llenado de tristeza a cierto sector deReino Unido.
En 1998, Thatcher hizo una visita muy publicitada al ex presidente dictador chileno Augusto Pinochet, mientras estaba bajo arresto domiciliario en Surrey, para expresarle su amistad. Pinochet había sido un aliado clave en la Guerra de las Malvinas. Thatcher y Pinochet son miembros de Rotary International. Durante el mismo año, ella hizo una donación de 2.000.000 £ a la Universidad de Cambridge para la dotación de la cátedra de Margaret Thatcher Chair en estudios empresariales. También donó el archivo de sus papeles personales a la institución universitaria Churchill, Cambridge donde la colección continúa para ser expandida.
La demencia senil es una enfermedad que cada vez se refleja con mayor incidencia en el mundo actual, si bien Margaret Thatcher fue una política consumada, no siempre sus actitudes políticas fueron las mejores. El episodio de las Islas Malvinas es probablemente un episodio negro para nuestra América, esa alianza con Chile que al Perú no le hizo ningún bien.

Quizás para un político morir con alzheimer sea una bendición, morir lentamente con la memoria en blanco si la tortura de una conciencia que los haga arrepentirse de sus actos a medio morir.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú