Síguenos en FACEBOOK

jueves, enero 23, 2014

De por qué te llamas Javier



Te llamaste Javier por qué cuando era niño un día descubrí a un poeta de grandes ojos que murió muy joven en un río, era el poeta que hablaba de pájaros y árboles, de una espada y libertad.

Yo en esos años no sabía nada aun, debía tener seis años y había descubierto en uno de mis libros un poema muy cortito de Javier Heraud. Fue después cuando un día cerca de la universidad encontré a un vendedor de libros – de esos que tienden un plástico y sobre él libros viejos y nuevos- fue allí, buscando entre tantos títulos cuando encontré a Javier Heraud en una edición de Biblioteca Popular, porque fueron los únicos –aquellos del gobierno revolucionario- los que publicaron la poesía de Heraud. Yo leí ese libro incontables veces, me lo aprendí de memoria de tanto leerlo y me desvelé mil veces imaginando sus versos. Por eso cuando naciste te puse Jaime Javier –aunque a veces te llamaba simplemente J.J.-

Por eso cuando te arrancaron de mí, también te llevaste mi nombre aunque luego te prohibieron usarlo y te llamaron Javier – no sabían que con él te identificaba más que con el mío, porque era la esencia de la patria hecha poema- Porque sé que eres como un río y que fluyes por la vida limpio y transparente.

Un día vamos a cortar esas cadenas con una espada de tiempo, un día vamos a encontrarnos como se encuentran los ríos con el mar, un día vamos a encallar en un puerto en donde nadie pueda negarnos. Después de once años de buscarte no me he cansado y lo haré cien años más hasta encontrarte Javier… No sabían quienes te alejaron que los males no duran cien años, ni que los cuerpos lo resisten y algunos empezaron a morirse. Otros a irse, mientras yo te buscaba en las calles y avenidas, en el invierno y el otoño.

Te escribo porque quería que supieras la razón de tu nombre, para que busques al poeta en las bibliotecas y veas su rostro en las webs que tú manejas. Javier… yo no sé si serás un poeta, un pintor, un músico, un escribidor noctámbulo, médico o ingeniero. Un barbero, un cantante o un violinista entristecido… seas lo que seas sé que serás el mejor y que siempre serás, aunque no te tenga a mi lado… el hijo que siempre he amado, he buscado, he llorado....

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú