Síguenos en FACEBOOK

sábado, junio 19, 2010

Quizás...



El teléfono no para de sonar, será porque es sábado y hay soledad en las tardes como esta. Mañana es el día del padre y he tratado de rehuir a todas las invitaciones que se hubiesen hecho de haber respondido cualquier llamada. Hoy no hubieron cervezas ni conversaciones en la soledad de un bar, más bien hoy no hubo nada.

Eso del día del padre no es una idea que me emocione, acercarse a una ventana para ver el mañana viniendo por un lado y por el otro el ayer que vamos dejando. Decir Feliz Día por cumplir, no encontrar significado a una fecha tan simple como un día más.

Seguramente que mañana subirán los precios de las rosas, los taxistas incrementarán el costo de los pasajes, el cementerio atestado de rostros tristes devorará a los miles de hombres y mujeres que encontrarán un motivo para recordar.

Piero, - el de Viejo mi querido Viejo – volverá a cansarse con la tonadita habitual del tranvía y vino tinto. Roberto Carlos con los cabellos bonitos y abriendo su corazón para decir viejo mi querido viejo, mi amigo. Si me preguntan con cual de esas dos canciones tantas veces escuchadas y tantas veces aún no escuchadas me reconforto más, diría que me quedo con quizás de Enrique Iglesias – basta con escribir en el You Tube quizás Enrique Iglesias y la canción triste empezará con su pena – Esa letra me identifica conmigo mismo, la vivo y sufro, es un anillo al dedo – exceptuando la parte que dice: trabajando siempre igual, porque hace ya casi un mes que no estoy empleado, o estoy empleado haciendo nada, que viene a ser lo mismo. Sin embargo considerando que los últimos tres años y medio no tuve vacaciones, aún me faltarían 2 meses y una quincena de asueto, además el escribir también es un oficio, o al menos eso quiero creer- De cualquier modo la canción es tristementebonita y es más sincera que cualquier abrazó patético acompañado de un Feliz Día autómata.

Hola viejo dime como estás / los años pasan y no hemos vuelto a hablar/ y no quiero que tu pienses/ que me he olvidado de ti/ Yo por mi parte no me puedo quejar/ trabajando como siempre igual/ aunque confieso que en mi vida hay mucha soledad/ En el fondo tu y yo somos casi iguales/ y me vuelvo loco solo con pensar/ Quizás la vida nos separe cada día más/ quizás la vida nos aleje de la realidad/ quizás tu buscas un desierto y yo busco un mar/ quizás que gracias a la vida hoy te quiero más/ Hola viejo dime como estas/ hay tantas cosas que te quiero explicar/ porque uno nunca sabe si mañana este aquí/ A veces hemos ido marcha atrás/ y la razón siempre querías llevar/ pero estoy cansado no quiero discutir/ En el fondo tu y yo somos casi igual…





Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú